Algunas cuestiones planteadas por nuestros alumnos acerca del pronunciamiento sobre documentos

Os ofrecemos un pequeño resumen con las dudas planteadas por nuestros alumnos al enfrentarse al pronunciamiento sobre documentos durante la audiencia previa y el juicio verbal.

Preguntas a los alumnos dos

PREGUNTA: Si en la audiencia previa, de contrario nos aparecen con un documento nuevo que por su volumen o extensión no puedo saber si es falso o impertinente, por ejemplo albaranes, facturas, libros contables… ¿Qué debo hacer?

RESPUESTA: Lo primero que debemos hacer es solicitarle al Juez que nos conceda más tiempo para revisar la documentación, a la vista de su voluminosidad, o incluso que acuerde un receso para poder analizarla y valorar su pertinencia, utilidad, veracidad, etc. Tengamos especial prevención con la fecha de los documentos para poder impugnarlos por su extemporaneidad si la parte contraria no puede acogerse a los supuestos recogidos en los artículos 270 y 426.5 de la LEC.

PREGUNTA: Ese nuevo documento, además de impugnarlo, ¿tengo que recurrirlo y protestarlo cuando llegue el momento?

RESPUESTA: Podemos recurrirlo en reposición con base en el artículo 285 de la LEC, formulando respetuosa protesta a efectos de segunda instancia si nos es desestimado.

PREGUNTA: ¿Puedo recurrir la admisión de la prueba documental aunque no lo haya impugnado?

RESPUESTA: Para recurrir en reposición la admisión de un documento aportado en el acto de la vista como más documental hemos tenido que impugnarlo o no reconocerlo previamente, ya que de otra forma no tendría ningún sentido material dicho recurso; formalmente sería posible plantearlo, pero carecería de fuerza y lo único que podríamos conseguir es enfrentarnos al Juez.

PREGUNTA: Sé que el contenido del documento, una vez admitido como prueba, tengo que valorarlo en las conclusiones. Pero claro,  si no lo impugno ni me opongo a su admisión, supone que lo admito.

RESPUESTA: Así es. Desde una perspectiva formal el artículo 326.1 de la LEC afirma que los documentos privados harán prueba plena en el proceso cuando su autenticidad no sea impugnada por la parte a quien perjudiquen. No reconocer su pertinencia, valor probatorio, etc., nos da la posibilidad de controvertir ese documento durante la práctica de la prueba y en el trámite de conclusiones.

PREGUNTA: En el caso del juicio verbal, es peor. Porque no me da tiempo a leer el documento, ni a valorarlo adecuadamente, y quizá ni concedan trámite de conclusiones.

RESPUESTA: A este respecto, recomiendo hacer uso de la facultad contenida en el artículo 185.4 de la LEC: concluida la práctica de prueba o, si ésta no se hubiera producido, finalizado el primer turno de intervenciones, el Juez o Presidente concederá de nuevo la palabra a las partes para rectificar hechos o conceptos y, en su caso, formular concisamente las alegaciones que a su derecho convengan sobre el resultado de las pruebas practicadas.

PREGUNTA: ¿Debo impugnar los documentos y oponerme a su admisión, sistemáticamente cuando no tenga la certeza de que algo es pertinente o veraz?

RESPUESTA: Desde luego es mejor ante la duda no reconocerlos, teniendo especial cuidado con impugnar la autenticidad o veracidad del documento, habida cuenta que estaremos abriendo el cauce previsto en el artículo 326.2 de la LEC.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog, recibir notificaciones de nuevas entradas y puntualmente información sobre nuestros ciclos formativos.

Puedes ver nuestra Política de Privacidad

Compartir entrada

Acerca del autor del artículo

Directora de Roleplayjurídico. Presidenta de la Asociación Nacional de Abogados y Graduados Sociales Emprendedores. Directora de MiToledo Abogados y Consultores

Comentarios

No hay comentarios sobre esta entrada

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.